Crucero por Los Arribes del Duero

2 Replies

CASTILLA Y LEÓN ESPAÑA ZAMORA

La provincia de Zamora es uno de los lugares más desconocidos de toda la península Ibérica, aunque tiene infinidad de lugares interesantes que deberían ser conocidos y disfrutados por todo el mundo.

Zamora es una provincia tremendamente permeable a la cultura, a las tradiciones y a la historia debido a que es frontera con Portugal. Esta frontera, desde el norte hasta el sur, entre España y Portugal es conocida popularmente como “la raya”. Una zona en el que se mezclan idiomas, cultura y gastronomía.

Antiguamente las separaciones entre países eran meramente por carácter político, pero, sobre todo económico. Las personas que se encontraban a ambos lados de esa línea imaginaria se sentían ciudadanos de universales, que lo único que querían eran sumar y no restar.

Una de estas líneas imaginarias que se trazó hace ya mucho tiempo, para separar España de Portugal, fue el río Duero. Se utilizó esta caudalosa corriente de agua para separar dos países, aunque no consiguió separar a sus habitantes que viven y conviven con una completa tranquilidad en esta frontera natural.

El río Duero, que durante más de 100 kilómetros hace de frontera entre los dos países, también alberga uno de los paisajes naturales más increíbles de toda España. La frontera con Portugal se extiende por las provincias de Zamora y Salamanca.

En esta zona del río Duero sus aguas son internacionales y a ambos lados su entorno es un lugar único por su riqueza natural. En la parte española se encuentra el Parque Natural de los Arribes del Duero y en la parte portuguesa el Parque Natural do Douro Internacional. Nosotros para conocer de una forma cómoda este tesoro natural optamos a su conocido crucero fluvial.

 

Fuimos hasta el municipio de Miranda do Douro, en el país vecino, situado en plena frontera portuguesa. Nosotros hicimos una reserva previa, ya que normalmente suele contar con bastante afluencia, a través de su web.

Según el día que quieras asistir, podrás encontrar una o dos salidas. Depende del día y la hora, hay rutas que son más largas y con más contenido a disfrutar que la otra opción.

Es muy sencillo llegar al embarcadero desde el municipio de Miranda do Douro ya que está perfectamente indicado. Muy cerca de sus instalaciones cuenta con un parking gratuito con un fácil y sencillo acceso.

El recorrido por los Arribes del Duero es una experiencia única e inolvidable. Avanzar entre altísimas y agrestes montañas de más de 200 metros de altura. A bordo del barco, te van indicando los puntos más interesantes del recorrido. Puedes seguir el trayecto en un mapa que te proporcionan al entrar al barco.

Una de las actividades que más disfrutamos en nuestro recorrido fue poder ver los animales en plena naturaleza. Todo este lugar está lleno de nutrias, peces e infinidad de aves de todos los tipos, desde mirlos hasta aves rapaces.

Disfrutar de las increíbles vistas de las montañas horadadas por el agua y el tiempo, ver impresionantes cascadas o sorprenderse con los nidos construidos en las grietas de las montañas, son algunas de las cosas que podremos disfrutar en el viaje por este tramo del Duero.

Una guía especializada, te irá describiendo y explicando todo lo que vas viendo para que no te pierdas nada de esta experiencia tan cercana a la naturaleza y a la vida que surge entre estas angostas paredes de piedra.

A mitad del trayecto, podrás bajar del barco para poder conocer de primera mano cómo vivían los habitantes de esta zona cuando se veían obligados a cultivar estas agrestes tierras.

En esta parada te enseñarán como construían los bancales donde poder cultivar, donde pernoctaban e incluso como sacaban el agua del pozo con un artilugio de lo más rudimentario.

Una de las edificaciones que más curiosidad nos produjo fue el “chivitero”. Esta construcción de piedra servía para guardar los pequeños chivos que nacían y tenían pocos días de vida. Se les aislaba en estos lugares mientras los chivos con más edad salían a pastar por estas montañas.

El trayecto en barco es de casi dos horas las cuales las disfrutamos al máximo. Cuando bajamos de la embarcación, tuvimos la oportunidad de probar varios vinos de diferentes zonas, pasando desde un blanco dulce a un denso tinto.

Como broche final tuvimos una exhibición de aves rapaces. Varios cuidadores demostraron sus habilidades con varias aves del mundo de la cetrería. Nos gustó mucho ver a estas aves más propias del mundo nocturno como los búhos reales o las lechuzas.

Fue una experiencia bastante impactante ver cómo estas aves sobrevolaban nuestras cabezas a las órdenes de sus cuidadores.

La experiencia en el barco fluvial fue perfecta ya que aunó la diversión, con el entretenimiento y la divulgación de la increíble naturaleza que existe en “la raya” entre Portugal y España.

Pero por si te sabe a poco, la misma empresa tiene otra embarcación en el Lago de Sanabria con un recorrido muy educativo, tanto para adultos como niños.

Queremos dar las gracias a todo el equipo de Europarques por la buena acogida que tuvimos a la llegada y por el buen trabajo que realizan en la provincia de Zamora.

¿Conoces algunos de estos recorridos?, ¿Sabes si hay alguno más de este tipo en España? Esperamos tu comentario!.

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

2 comments

    1. KrrteAndo Post author

      Hola Mónica, gracias por tu comentario. La verdad que la del Lago de Sanabria es una maravilla y 0 contaminante. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...