Gúdar-Javalambre: aquí se tocan las estrellas

Comment

ARAGÓN ESPAÑA TERUEL

Situada en el sur de la provincia de Teruel, a muy pocos kilómetros de la capital y de la comunidad Valenciana se encuentra la comarca de Gúdar-Javalambre.

Se caracteriza por ser la más meridional de todo Aragón y está enmarcada y limitada por la Comarca del Maestrazgo y de la Comunidad de Teruel.

La característica primordial, que caracteriza e identifica a esta comarca son sus montañas. Con una orografía agreste y escarpada alberga las dos cumbres más altas de toda la provincia de Teruel. Los picos de Javalambre y de Peñarroya coronan la cima de todo el territorio turolense superando por poco los 2000 metros de altitud.

Esta comarca nació por la unión de dos sierras muy diferentes entre ellas, pero con el sentimiento común de sus tradiciones, cultura y una lucha en común para desarrollar y modernizar sus pueblos para que todo el mundo que la visite disfrute de todos sus encantos.

Si quieres conocer esta comarca, los lugares que a nosotros más nos gustaron y que no debes perderte son:

Mora de Rubielos

Es un pueblo que nos transportó a tiempos pasados en el mismo momento que pusimos un pie en sus calles empedradas. En el año 1978, fue declarado monumento de interés histórico artístico. Fue una distinción muy acertada gracias a la belleza de todo el pueblo. El municipio tiene una gran antigüedad, dando fe de ello, los yacimientos arqueológicos de “Hoya de la quemada”.

No te puedes perder el castillo que preside todo el pueblo. Se caracteriza por sus grandes dimensiones, que dan testimonio de todo el poder económico que existió en el pasado en toda esta zona. Construido a base de piedra colocada en sillares alineados horizontalmente, destacan sus arcos ojivales y sus grandes estancias. Este castillo, de los Fernández de Heredia, es de origen musulmán, pero al dilatarse tanto su construcción a través de los siglos se pueden apreciar elementos tanto románicos y góticos.

Muy cerca del castillo está la actual iglesia de la Natividad de la Virgen que ostentó en el pasado el título de colegiata.

Además, destaca su Ayuntamiento, construido en estilo herreriano, y varias grandes viviendas de arquitectura civil que son únicas sobre todo por sus impresionantes fachadas.

Rubielos de Mora

Se encuentra a 52 kilómetros de la ciudad de Teruel. Es uno de los pueblos con más encanto de todos los que hemos conocido, y sin duda alguna, el título de ser uno de los pueblos más bonitos de España es bien merecido. Lo que más nos gustó fue caminar por sus estrechas calles y contemplar las grandes casas señoriales que se elevan hacia el cielo, siendo claros testigos de un pasado lleno de riqueza y de poder. Una de las curiosidades de este pueblo es que sus farolas están decoradas con los diferentes oficios que se realizaban en el pasado en esta localidad.

Los casi 700 vecinos han querido cuidar su pasado, pero a la vez su futuro llevando a cabo un trabajo de restauración y rehabilitación de sus edificios y viviendas con un gran respeto a su pasado.

Antiguamente esta villa estaba cercada por una gran muralla, aunque en la actualidad solo queda un pequeño lienzo y varias puertas como la del Carmen, aunque la que más nos sorprendió fue la de San Antonio, tanto en su interior como en su exterior por el estado de conservación en el que se encuentra.

Además de sus calles, otro de los lugares que nos conquistó fue su iglesia construida en honor a Santa María la Mayor, con un estilo predominantemente renacentista y unas dimensiones increíblemente grande, para ser un pueblo con tan poca extensión pero que ostentó en el pasado el título de colegiata. No dudes en acceder para visitar su retablo.

Otro de los lugares que debes de visitar es el Ayuntamiento. Aquí se encuentra la oficina de turismo donde te darán toda la información necesaria para que no te pierdas nada de este interesante lugar. La Casa Consistorial cuenta con una gran escalinata presidida por una fuente en el centro. Este lugar se ha convertido en uno de los iconos más famosos del municipio.

Hay dos museos que no debes de perderte: uno es el del artista Salvador Victoria donde disfrutarás de una gran cantidad de dibujos de este gran pintor. El otro está dedicado a José Gonzalvo Vives, un escultor con fama internacional en el que descubrirás una gran cantidad de esculturas de toda su trayectoria.

Estaciones de esquí

En esta comarca se puede disfrutar de este deporte en dos estaciones de esquí: Javalambre y Valdelinares. Es un lugar perfecto para practicar este deporte, ya que cuenta con todos los servicios necesarios para que la experiencia sea perfecta. Hay que tener en cuenta que estas estaciones están abiertas desde el mes de diciembre hasta finales de abril.

No son unas pistas muy grandes, pero son ideales para comenzar y aprender a esquiar. Además, están muy poco masificados, por lo que es ideal para disfrutar con toda la familia. Aquí encontrarás diferentes instructores que te darán las primeras pautas para comenzar a esquiar. Si no cuentas con el equipo necesario también tienes la opción de alquilarlos por un precio muy económico.

Para “curarse en salud” y que el esquí se pueda practicar con una gran comodidad, cuentan con modernos sistemas de producción de nieve para que la temporada de esquí, las pistas estén abiertas para todos los aficionados.

En los días desapacibles o que ya hayáis dado por finalizado vuestro día de esquí podréis comprar en mucho de los outlets que se encuentran en el entorno de Mora de Rubielos donde podréis encontrar marcas deportivas como vaqueros de las marcas más conocidas.

Red de senderos

Esta comarca cuenta con una gran cantidad de senderos, con muchos kilómetros de recorrido que pertenecen a la vía verde de Ojos negros, el Camino del Cid, la Ruta de los Guerrilleros o el camino del Santo Grial.

En todos estos senderos o trazados se puede practicar el senderismo, la equitación o recorrerlo con una buena bicicleta de montaña. De esta forma disfrutarás de las dos sierras y descubrirás lugares que de otra forma sería prácticamente imposible.

Nosotros recorrimos una parte de la Vía de Ojos Negros en bicicleta.  Fue una experiencia muy agradable ya que no necesitamos una gran preparación física ni un esfuerzo enorme. Esta vía se realizó sobre el antiguo trazado del ferrocarril y el trazado era bastante sencillo. Nosotros no lo hicimos entero, pero si quieres realizarlo, son 160 kilómetros que unen las provincias de Teruel, Castellón y Valencia. Nos quedamos con las ganas porque queremos probar salir desde un punto montañoso y acabar el recorrido con un buen baño en el Mediterráneo.

 

La trufa negra

Además del exquisito jamón, que encontrarás en toda la provincia turolense, concretamente en esta comarca podrás disfrutar de uno de los alimentos más apreciados a nivel mundial: la trufa negra.

En un principio, este apreciado hongo se recogía en lugares donde nacía de una forma natural. En la actualidad, debido al aumento de la demanda, se cultiva de una forma artesanal y con una gran paciencia y laboriosidad. La capital de la trufa podría ser perfectamente la localidad de Sarrión, donde se cultiva, se recolecta y se distribuye por todos los países.  Es una comarca donde la despoblación se incrementa día a día, pero la industria de la trufa ha logrado ser la más importante de todo el mundo asentando población y turismo.

Y cómo no, queríamos conocer cómo se recolecta de primera mano. Nos llevaron a recorrer campos de encinas, o carrascas como le llaman por esas tierras, con varios perros para descubrir cómo se encuentran. Después de una larga mañana pudimos ir al restaurante del Hotel La Trufa Negra para degustarlas y os aseguramos que fue una experiencia única.

Observación de estrellas

Esta comarca ostenta el honor de ser uno de los mejores lugares donde se puede disfrutar de las noches estrelladas. Muchos de los lugares donde nos alojamos tenían la distinción Starlight.

Cuando estuvimos en el balneario de Manzanera, disfrutamos de todo su entorno rodeados de naturaleza por todos los lados.

Lo mejor del balneario fueron sus tratamientos con aguas medicinales que nos dejaron como nuevos y totalmente relajados.

Por las noches disfrutamos del visionado de estrellas como nunca lo habíamos hecho. La poca contaminación lumínica de toda la zona nos hizo sentir que podíamos tocar las estrellas.

En una gran cantidad de localidades podréis encontrar diferentes miradores de estrellas donde nos indicaran cómo mirar el cielo y disfrutar de él.

Linares de Mora

Uno de los lugares donde se puede apreciar como de agreste es la comarca es en el pueblo de Linares de Mora. Se encuentra enclavado en un promontorio donde luce espectacular desde toda la serranía.

Destaca su castillo que se encuentra en lo más alto de la montaña y la iglesia de la Inmaculada Concepción que es bastante original, ya que su campanario está separado del edificio principal. Lo que más disfrutamos fue de sus diferentes miradores desde donde se puede disfrutar al máximo de toda su belleza.

En su interior podremos descubrir parte de sus antiguas murallas y sus tres portales que existían desde la antigüedad. No te pierdas el pino del escobón. Se encuentra a muy poca distancia del municipio y es un pino de casi 30 metros con un diámetro de casi 22 metros. Las vistas desde la base son espectaculares.

Mosqueruela

Muy cerca de la provincia de Castellón se encuentra este pequeño municipio, casi rodeado de unas magníficas murallas flanqueadas por grandes torres como la de San Roque.

Una de las zonas que más nos gustó fue la calle ricos hombres donde se encuentran unos enormes edificios que en el pasado eran utilizados por las personalidades con más dinero de la zona. Nos sorprendió sobre todo sus grandes aleros realizados en madera y ricamente ornamentados. Gracias a la belleza de los edificios y de todo su cercado ha obtenido el título de Conjunto Histórico Artístico.

Un edificio que también destaca es la iglesia parroquial de la Asunción. Su construcción y sus grandes dimensiones hacen de este lugar, que se encuentra situado junto al porticado Ayuntamiento, el punto neurálgico de la localidad.

Reserva tu Hotel

Si te gusta la naturaleza, pueblos con identidad propia y descubrir rincones que nunca hayas visto; esta comarca no pasará desapercibida en tu visita. Te recordamos que subas alguna de tus fotos a las redes sociales con el hashtag #SienteTeruel. De este modo abriremos el apetito a nuevos viajeros.

Y finalizamos este post dando las gracias a todo el equipo de la Comarca de Gúdar – Javalambre que nos acompañaron durante todo el día a cada uno de los rincones de su comarca. Del mismo modo un fuerte abrazo a Maite que tiene el Hotel con encanto La Vereda en Mora de Rubielos, en la que nos sentimos como en casa. Y finalmente agradecer a la Diputación de Teruel por hacer conociésemos las provincias de Teruel con otros ojos. 

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...