Innsbruck, en el corazón de los Alpes

Comment

AUSTRIA EUROPA Innsbruck

Muchas veces cuando tenemos elegido el destino que queremos descubrir, estamos muy pendientes de la temporada en la que queremos ir a conocerlo. Esta vez, la ciudad que visitamos no nos dio este problema, ya que en cualquier época del año se puede disfrutar al máximo.  Las cuatro estaciones del año, nos dan la oportunidad de poder descubrir cuatro ciudades totalmente diferentes según la época en la que vayamos.

Innsbruck en invierno es ideal para conocer una de las ciudades más bellas por sus fuertes nevadas y paisajes de ensueño.  Además, se puede disfrutar de uno de sus deportes más importantes y multitudinarias como es el esquí. En las épocas más cálidas, estaremos rodeados de una increíble vegetación y podremos demostrar nuestro fondo físico en uno de las actividades más populares entre los ciudadanos como es el senderismo por sus caminos y montañas.

Innsbruck es una de las ciudades más importantes de todo Austria además de ser la capital de la famosa región alpina del Tirol. No es una ciudad muy grande, pero es ideal para conocer la esencia de la capital de los Alpes Austriacos. Si queréis una información más detallada podréis visitar Innsbruck.info/es

Os vamos a recomendar los lugares que más nos gustaron cuando fuimos a conocer Innsbruck:

Trampolín olímpico

Es uno de los destinos más famosos de todo el mundo para practicar esquí. Aquí podremos encontrar un trampolín olímpico de casi 50 metros de alto que se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad. Para que os hagáis una idea de sus dimensiones cuenta con un gran mirador y un espacioso restaurante desde el cual tendremos unas vistas increíbles de la ciudad. Muchos amantes de los deportes de nieve conocen a esta ciudad por esta impresionante construcción.

El tejadillo de Oro

Otro de los símbolos de la ciudad que a su vez nos remonta a épocas de gran esplendor en la Europa central es el “Tejadillo de oro”. Es una pequeña galería con unas vistas envidiables que fue construido en el 1500 por el emperador Maximiliano. El tejado realmente parece de oro los días en los que el sol los hace brillar con todo su esplendor, pero no es así. Está construido con tejas de cobre que han sido tratadas con fuego para lograr así un brillo que imita al preciado metal. Desde su balcón podremos ver la impresionante cordillera de Nordkette.

Maria-Theresien Strasse

Aunque es una pequeña ciudad, es ideal para ir de compras por la calle de la emperatriz María Teresa. Se puede recorrer desde el Arco del Triunfo hasta el mismo centro de la ciudad. Además de poder realizar compras, podremos conocer la zona más histórica de la ciudad que es en la actualidad el casco antiguo. Toda esta zona está presidida por la imponente columna de Santa Ana.

Castillo de Ambras

Uno de los lugares con más encanto y más destacables de toda la ciudad es el Castillo de Ambras. Este castillo o palacio debe su nacimiento al archiduque Fernando II que fue el mecenas de esta importante y singular construcción. Una de sus peculiaridades es que tienen entre sus estancias, lugares dedicados en exclusiva para exponer diferentes colecciones a modo de museo. Los salones del castillo, decorados con pinturas y un rico artesonado, son un claro ejemplo del esplendor que existió en el pasado. Si visitáis el castillo, preferiblemente en primavera o verano, uno de los sitios más bonitos son los jardines que se encuentran alrededor.

Iglesia de la Corte

Hay una Iglesia que destaca sobre todas las demás: la Iglesia de la Corte. Se realizó en el siglo XVI para el recuerdo de uno de los emperadores más importantes como fue Maximiliano I. Nos pareció muy curioso las 28 estatuas de bronce que representan a diferentes hombres y mujeres montando guardia en un tamaño prácticamente real que vigilan un sarcófago vacío. Estas figuras son esculturas de la familia más cercana de Maximiliano I y fue el propio emperador quien eligió que miembros serían. Estas estatuas tienen el color oscuro del bronce por lo que popularmente a este lugar se le conoce como “iglesia de los hombres negros”.

Otra zona de esta iglesia alberga los hombres ilustres del pasado que dieron identidad y lucharon por la libertad del país. A nosotros la estancia que más nos impactó fue la Capilla de Plata donde están los restos del Archiduque Fernando II y su esposa Philippine Welser. Destaca sobre todo el altar de plata y se encuentra presidido por una increíble estatua de la Virgen.

Ribera del río

Una de las mejores actividades que se puede realizar en la ciudad de Innsbruck es caminar por la ribera del río Eno. Desde este lugar podremos descubrir las fachadas de los edificios y conocer la arquitectura más típica de las zonas más urbanas del Tirol. Además de poder disfrutar de sus inmuebles, podremos contemplar las montañas que rodean la ciudad como la conocida montaña Nordkette. Para que os hagáis una idea de la importancia que tiene el río en la ciudad hay que tener en cuenta que la palabra “Inn” es río Eno en Alemán y “Bruck” es puente en ese mismo idioma germánico. Está claro que el nacimiento de la ciudad de Innsbruck tuvo su origen alrededor de este caudaloso rio. Os recomendamos visitar Innsbruck y sus regiones que hay alrededor de la ciudad.

¿Preparado para descubrir esta ciudad con tanto encanto? Déjanos tu comentario.

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...