Tres lagoas que no debes perderte en la Isla de San Miguel

Comment

EUROPA Islas Azores PORTUGAL

El clima de las Islas Azores es un poco particular. Hay una gran cantidad de días cubiertos de nubes durante todo el año, llueve bastante a menudo y la humedad es algo a lo que nos tendremos que acostumbrar desde que bajamos del avión.

Para alguna gente este clima no es el ideal, ni el que más le gustaría, pero también hay que tener en cuenta, que el paisaje de todas las Islas Azores es gracias a esta climatología tan especial. Los campos no serían tan verdes, las cascadas no serían tan abundantes y, sobre todo, los lagos no serían tan impresionantes.

Hay infinidad de lagos, charcas, cascadas y pequeños arroyos por toda la Isla de San Miguel. A nosotros los lagos que más nos impactaron, tanto por su tamaño como por su belleza fueron estos:

Lagoa de Furnas

Con más de dos kilómetros de longitud, es uno de los lagos que más nos gustó de toda la isla.

A muy poca distancia del pueblo de Furnas, podremos descubrir este precioso lago. Aquí podremos encontrar fumarolas donde los lugareños y los restaurantes del municipio, vienen a cocinar su famoso cocido con la energía que les proporciona el interior de la tierra.

No es muy aconsejable bañarse en sus aguas, pero sí es posible utilizar sus barcas para recorrer la laguna y disfrutar de las vistas que nos proporcionan sus grandes y altas montañas.

La flora es exuberante miremos a donde miremos. Una gran variedad de plantas y árboles rodean a todo este lago.

Gracias a estas barcas también podremos disfrutar de la capilla de Nuestra Señora de las Victorias que se encuentra en la otra parte de la laguna. Una construcción única, y todo un referente en la arquitectura romántica neogótica de toda la isla. Fue realizado, diseñado y mandado construir por José do Canto como tributo a la Virgen de las Victorias. Hoy en día es el mausoleo de la familia.

Desde el parking se puede apreciar una bonita cascada hace de este lugar un sitio imprescindible para visitar y un lugar ideal para poder hacer senderismo por la montaña.

Hay que tener en cuenta que poder disfrutar de todo este entorno tiene un pequeño coste. Todo lo que se recauda se utiliza para sufragar el mantenimiento y la limpieza del recinto.

Lagoa do Fogo

Se encuentra más o menos situado en el centro de la Isla de San Miguel, en un entorno con una protección máxima, ya que está considerada uno de las mayores reservas naturales de todo el archipiélago. Por esta razón no veremos ningún tipo de construcción cerca de la zona y tendremos la sensación de estar en un lugar prácticamente virgen.

Este gran lago nació  del cráter de un volcán casi inactivo. Tiene dos miradores increíbles, donde podremos disfrutar de toda su espectacular belleza ya que cuenta con unas aguas limpias y trasparentes sin ningún atisbo de contaminación.

Si queremos ver el lago más de cerca no tenemos opción de ir en coche. Para poder llegar a la orilla solo podremos hacerlo con una ruta de trekking apta para todo el mundo y para todos los estados físicos.

Esta lagoa cuenta con una “playa” que se puede usar cuando el agua está más baja. Suele acontecer entre finales de primavera y verano. Hasta allí se puede acceder por el Miradouro da Serra da Barrossa, pero los más valientes para llegar a la playa tendrán un recorrido que nos llevará unas de dos horas.

Recuerda que junto a este mirador, un poquito más arriba (3 minutos en coche), se encuentra una zona de repetidores de telefonía. Desde allí las vistas son muy buenas porque es de los puntos más altos de la isla. Además podrás ver Ponta Delgada e incluso, en un día despejado, hasta la Lagoa de Sete Cidades.

Hagas la ruta de trekking o solo vayas a vver las vistas deberás acabar la jornada relajándote en las termas de Caldeira Velha. Cuenta con dos piscinas prácticamente naturales, una de ellas con una temperatura cálida y una divertida cascada, y la otra tiene una temperatura que ronda los 38 grados centígrados. Visita el jardín con el que cuenta porque es una maravilla. Solo tienes que abonar la entrada de 2,50€.

Lagoa de Sete Cidades

Es también conocido como la Lagoa Azul y la Lagoa Verde. Este lugar y todo su entorno fue uno de los sitios que más nos gustó de toda la isla. Nos parece lógico que sea una de las siete maravillas naturales de todo Portugal ya que es un lugar que no se olvida.

Lo disfrutamos tanto que fuimos en dos ocasiones diferentes. La primera, el cielo estaba cubierto y el colorido no era muy vivo por lo que decidimos volver al día siguiente cuando teníamos un sol radiante. La experiencia mereció la pena en las dos ocasiones, ya que en ambas pudimos ver matices muy diferentes y pudimos comparar un día nublado y un día soleado.

Estas lagoas se encuentran muy cerca del pueblo de Sete Cidades y son una acumulación de agua dentro de un enorme cráter de origen volcánico que ahora mismo está inactivo. Se encuentra “dividido por un puente” que hace de curiosa separación entre ambos lagoas.

En un primer momento, pensábamos que el agua era diferente en las dos lagoas por el color que tenían ambas, pero no es así. Es exactamente la misma agua para las dos, lo que sucede es que su entorno sí que es diferente y es el origen de sus diferencias.

El lago verde está rodeado de grandes masas de árboles que se reflejan en sus aguas y dan ese color tan característico. La increíble diferencia de color es solo un efecto óptico. Cuando mejor se aprecian los diferentes colores de las dos lagunas son los días soleados por lo que os aconsejamos tenerlo en cuenta para planear el día. Si los consideramos como uno solo, es un lago más grande de toda la Isla de agua dulce.

A modo de curiosidad: Cuenta una antigua y famosa leyenda, que los diferentes colores de las lagunas son debido a las lágrimas de dos enamorados que vivían en el pasado en este lugar. Una princesa de ojos azules lloró tanto que llenó un lago entero al igual que su enamorado, un pastor de ojos verdes que vio frustrado su amor y lloró lágrimas verdes por su amada. Su amor no pudo hacerse realidad, pero sus lágrimas son visibles para que esta romántica historia jamás sea olvidada.

Esperamos que con esta ruta no te pierdas las 3 lagoas más importantes de la Isla de San Miguel. Recuerda que hay muchas más a descubrir pero dispondrás de tiempo para conocer todas.

Y como no dar las gracias a todo el equipo de la Oficina de Turismo de Islas Azores. Además un fuerte abrazo para el equipo de Azores Holidays, Keep Walking Azores por acercarnos a estos rincones tan maravillosos y a TAP Portugal por hacer que las Azores estuviesen más cerca.

¿Qué tipo de lagunas o estanques conoces por otros rincones de Europa? ¿Cuál nos recomiendas?. Esperamos tu comentario.

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...