Los peores alojamientos para pasar una noche (Parte 3)

2 Replies

Bloggers Varios

Tercera entrega de las malas experiencias que nuestros compañeros bloggers pasaron en estos alojamientos.

Previamente, con una primera y segunda parte, os dejamos con la experiencia de ellos y de la cuál no creo que os quede sin cuidado.

Isla de Lombok (Indonesia) Patri.- La Cosmopolilla

¿Mi peor experiencia en un hostel? Ante esta pregunta me costó decidirme. Sin grandes contratiempos –eso es cierto- a mi mente acudieron imágenes que me provocaron la risa, aunque en su momento no me pareciera tan divertido: una escolopendra columpiándose en la cortina de mi habitación en Puerto Jiménez (Costa Rica) o el agujero enorme del baño del hostel en Denpasar (Bali). Pero, después de mucho pensar, creo que mi peor noche fue en el de la isla de Lombok (Indonesia). Viajaba con dos amigos y cogimos la habitación más barata que encontramos. No tenía ningún lujo: colchones en el suelo y, por supuesto, un baño asiático, de los de agujero y cubo de agua (fría).

Lo peor no fue la cucaracha que me dio la bienvenida desde el sumidero, sino que junto al hostel se encontraba la mezquita y enfrente se celebraba una fiesta fin de Ramadán. No dejaron de pasar motos durante toda la noche y la música de la verbena fue sustituida por la llamada a la oración de madrugada: teníamos el altavoz pegado a la ventana. Historias para no dormir, nunca mejor dicho.

bano-del-hostel-en-lombok-cosmopolilla

Budapest (Hungría) Inés.- Mis viajes por Ahí

No es sencillo encontrar el hostal en la isla y no se puede decir que esté bien ubicado. Una vez ahí, hacia las 11 de la noche, el dueño me hizo esperar una media hora porque estaba mirando si tenía camas libres. ¡Pero si yo tenía una reserva hecha!
Después me adjudicó una cama junto a una pared abierta (no llegaba hasta el techo) y una ventana pegada a una gran mesa llena de gente bebiendo y gritando. Sólo una pared de unos pocos centímetros me separa del barullo.

Todo esto acompañado de un equipo de sonido junto a la pared, es decir, junto a mi cama. Le dije al dueño que tenía fiebre y que necesitaba dormir. Me dijo que no podía hacer nada, o más bien no le apetecía tener descontentos a sus adolescentes clientes. Cuando ya no podía más de tener el ruido al lado (los tapones de oído no surtían efecto), salí de la habitación para protestar y me encontré al dueño de frente. Me humilló delante de todo el mundo. Dijo que si quería dormir que no viniera a un hostal, qué él había estado en muchos hostales del mundo y que siempre eran así. (Yo había visitado por entonces más de 40 países y jamás había tenido ese problema).

Mientras me hacía escucharle decir sandeces, la gente me hacía burlas por detrás. Cuando se fue, por supuesto, no quitaron la música. Me hacían muecas por la ventana y tuve que soportar insultos muy fuertes hasta altas horas de la mañana. El que quiere dormir es un aguafiestas, no importa que esté enfermo o que sea más tarde de las 12. A las 8 de la mañana volvieron a despertarme con el equipo de sonido a todo trapo. No vuelvo al Island Hostel ni aunque me paguen. Por cierto, cobraban por usar la lavadora 6€ sin incluir secadora.

Venecia (Italia) Joaquín.- GuíaLowCost.es

“Albergue chino en Venecia”… Soy usuario de los alquileres entre particulares, por el precio y por la experiencia. Aunque esta vez fue la peor que he tenido en un alojamiento! Venecia es caro…muy caro! Así que una habitación barata en un apartamento parecía buena opción.

¿El error? elegir un sitio sin ninguna valoración de otros usuarios… Una vez allí era una especie de “piso patera” de turistas chinos… Les ofrecían pensión completa en habitaciones compartidas por un precio imbatible! ¡Pasé solo una noche! Porque no pude buscar otra cosa ese mismo día… mucha gente, un solo baño y un olor a comida las 24 horas por toda la casa… Además, en la puerta del piso, había un papel de la policía italiana, por lo que muy legal no debía ser el sitio… Sé sabe ya: hay que revisar siempre opiniones de otros usuarios para que no te pase algo así!.

Zanzíbar (Tanzánia) Miguel.- Viaja por Libre

Buscando playas de arena blanca tras bajar de la cima del Kilimanjaro, terminamos en un hotel de playa en la cara oeste de la paradisiaca isla de Zanzíbar. Tras mirar diferentes lugares terminamos en un hotel de apariencia confortable, con unos bonitos bungalows casi a pie de playa. De día eran realmente confortables, con una cama grande y una ducha de generosas proporciones junto a la habitación. De noche era otro cantar.

Los bungalows, al estar construidos de madera de palmera, contenían multitud de recovecos, principalmente en el tejado, que animaban a todo tipo de huéspedes a realizarnos una visita. Ciertamente los huecos no dejaban entrar el agua durante los días de lluvia, pero si daban la bienvenida a roedores del tamaño de un conejo, pero con el pedigrí de una buena rata. Estas se introducían en nuestro dulce hogar pasada la media noche, haciendo el suficiente ruido como para percatarnos. Lo curioso es que sabían jugar al escondite inglés, ya que cuando encendíamos la luz se quedaban paralizadas, unas en el techo, otras por el suelo y el resto encima de nuestras mochilas con algo de comida en sus tiernecitos dientes. Una vez apagábamos la luz, su ansía de continuar su trabajo comenzaba de nuevo, teniendo que expulsarlas a base de voces y algún que otro punterazo.

Finalmente terminamos metiendo las mochilas en la cama rodeándonos de un mosquitero resistente, dejando a nuestros invitados recorrer a placer el bonito bungalow.

Sin más, os dejamos con todo lo acontecido en estos tres post y esperamos volver con nuevos bloggers y sus malas experiencias en alojamientos. Pero no te vayas sin dejarnos tu comentario contándonos una mala expeciencia en hoteles, albergues… lo que quieras!

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

2 comments

  1. Rosa Castaño Carnota

    Ahí va un comentario que subí a tripadvisor hace ya unos años sobre el Hostal Donosti de La Somone (Senegal). Espero no aburrir, que me extendí mucho…
    Las instalaciones MALAS y el “hostelero” PEOR.
    INSTALACIONES:
    Que quede claro que no somos personas acostumbradas a hoteles de 5 estrellas, sino todo lo contrario. Pedimos que tenga lo básico para dormir y ducharse y que, por supuesto, esté limpio.
    No tenía agua caliente, apenas tenía presión de agua para la ducha, tan sólo un hilito y si antes de ducharte, tiraste de la cadena del inodoro, entonces ya no había agua hasta dentro de un rato.
    Ya el primer día había pelos en el desagüe de la ducha.
    En la habitación apenas había luz.
    El baño estaba separado por una cortinilla en lugar de por una puerta, y no había pared hasta el techo con lo cual, si “defecas” lo huele tu compañero/a , pareja o lo que sea… ( si la habitación es doble , claro ).
    No había aire acondicionado, pero bueno, supongo que eso se paga (ahí estará la diferencia entre unos hostales y otros). Había ventilador y eso podría ser soportable…
    EL “HOSTELERO”:
    Un tío que va al son del buen rollo pero un “jetas” al fin y al cabo.
    Estuvimos hablando con él por Skype dos meses antes de ir de viaje, en la primera conversación le preguntamos por el tema de las excursiones, sobre cómo se realizaban, qué se podía ver y qué coste podían tener. No conseguimos concretar nunca nada pues siempre nos decía que dependía de si había más gente para compartir gastos, que dependía del tiempo porque íbamos a ir en época de lluvias, que se iría mirando este tema sobre la marcha,…
    Eso sí, nos dio algún consejo importante, como que llevásemos un móvil liberado pues se podía comprar una tarjeta y salían más baratas las llamadas a España.
    También nos advirtió de que no nos fiásemos de los “senegaleses” pues muchos eran “piratas” y van a mirar si te timan en la compra de algún objeto o en la prestación de algún servicio, así que nos advirtió que cerrásemos precio antes de nada. Lo que no sabíamos es que en su caso se juntó la picaresca del Lazarillo de Tormes con la “senegalización del español”….
    Nos dijo que nos venía a buscar al aeropuerto (o que mandaría a alguien) pero claro, tampoco nos dijo que nos iba a cobrar y cuánto. Efectivamente, vino a buscarnos un guía que colabora con él, y al día siguiente nos dijo que teníamos que pagarle 60 euros a él, no al guía (la gasolina tiene el mismo coste que en España, y también hay que tener en cuenta el tiempo de espera) pero a la vuelta iba a tener un coste menor… (En Grecia, hay hostales que ofrecen servicio de recogida en aeropuerto a los huéspedes sin coste, teniendo en cuenta que hay medios de transporte seguros, pero bueno, entendemos que tuviésemos que pagar, pero nos hubiese gustado saberlo antes, claro)
    Llegamos el viernes a la noche y no empezamos a hacer excursiones hasta el lunes. La 1ª Joal-Fadiouth Isla de las conchas. Del precio nos enteramos la noche antes. Fueron 60 euros por los 2 (que éramos los únicos que estábamos hospedados allí).El dinero se lo teníamos que dar a él y después decía que ya arreglaba él con el guía, “que yo no me llevo un duro de todo esto” frase que repitió 12 o 15 veces en los 6 días que estuvimos allí.
    2ª Excursión a Delta del Saloum 70 euros, que nos enteramos del precio poco tiempo antes de salir.
    En varias ocasiones le preguntamos por el precio de la excursión a la reserva natural de Bandía, nos decía que no sabía muy bien cómo iba eso porque había que alquilar un 4×4 que no sé que…, también le preguntamos por la posibilidad de ir a Saint Louis, pero este se limitaba a decir que era caro. Al final le dijimos que nos diera un presupuesto y nosotros decidiríamos. A los 5 minutos nos dijo que 250 euros dos días, gastos del hotel nuestro y del guía no incluidos. Ese mismo día se le escapó que la vuelta al aeropuerto podrían ser entre 55-60 euros (cuando por la ida nos cobra 60, nos dijo que a la vuelta sería menos porque en la ida había que sumarle el tiempo de espera …). Ahí ya nos mosqueamos y decidimos ir a otros hoteles de Somone a ver qué ofertaban: preguntamos en 3 hoteles “La Laguna”,” África Queen” y “J´aime le Senegal” y en todos ellos la recogida al aeropuerto la hacían por 40 euros!! (Estamos hablando de hoteles, no de hostales pirata como es este caso, pues en ningún momento nos pidió datos de ningún tipo ni nos dio factura al pagar). Pero eso sí, él no se lleva un duro de todo esto…
    Otro detalle es que nos pidió que si le podíamos pagar la habitación cada 2 días, lo cual denota falta de liquidez, y por supuesto de profesionalidad. No nos ha pasado nunca tal cosa.
    Nos repitió varias veces que podíamos utilizar la cocina y hacer algún pescadito a la cena pero claro, viendo que estaba “pelado” no sabemos si pretendía que le invitásemos a cenar, o si después nos iba a cobrar por usar las instalaciones. ¡Cómo nunca nos concretaba nada…!
    La 3ª Excursión fue a Dakar y Goree, 80 euros, precio facilitado un minuto antes de subir al coche del guía, como de costumbre.
    Hartos de tanto “tanganeo” abandonamos el hostal esa misma noche.
    Nos hospedamos en el “J´aime le Senegal“ a 200 metros, por 6 euros más la noche también desayuno incluido. Habitación amplia, luminosa, con baño separado por habitación contigua, agua caliente y buena presión, plaqueta en el suelo, nevera en la habitación, aire acondicionado, tv, piscina y un patio con tumbonas para tomar el sol después de un baño. Nos acoplamos a otra gente y estuvimos muy contentos el resto de la estancia en el país.
    La vuelta al aeropuerto la hicimos con este hotel, nos llevó el hermano de la propietaria. Nos cobró 40 euros. Éste, que también es guía turístico, nos estuvo comentando sus precios, bastante por debajo de lo que Javier Arbeláiz cobra.
    Reconocemos que tuvimos un fallo muy grande no concretando excursiones y precios ya en España, pero nos fiamos ciegamente de las buenas referencias de las que goza en este foro, para nada merecidas.
    No es que dudemos de las buenas críticas de los demás, pues es posible que anteriormente las cosas fuesen de otro modo. Actualmente es un hombre con falta de liquidez y contaminado por la idiosincrasia del “tanganeo” del senegalés, cuya máxima es timar al turista, y eso , a un español en cuyo establecimiento te hospedas, y depositas tu confianza, no se lo puedes permitir.
    Por otro lado, si no te manejas con el francés, en este hostal tienes ese problema solucionado pues te proporciona guías que hablan castellano, pero claro, estás expuesto a que te time. Pero bueno, tampoco te garantiza gran cosa, pues el señor Arbeláiz no sabe francés a pesar de llevar allí 2 años, con lo cual si tienes cualquier problema serio tampoco te puede ayudar demasiado.
    En nuestro caso, mi pareja habla, lee y escribe bastante bien en francés, lo cual nos permitió conocer otras opciones y nos abrió los ojos.
    Viajeros, pensároslo bien antes de decidirse y procurad cerrar precio con él desde España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...