Skellefteå : La puerta de la Laponia sueca (Primera Parte)

2 Replies

EUROPA Skelleftea SUECIA

Hacía ya bastante tiempo que queríamos conocer más en profundidad Suecia. El gusanillo nos entró cuando estuvimos una semana en la ciudad de Estocolmo y por todos sus alrededores. En ese momento, nos dimos cuenta que el país nos había conquistado totalmente.

En la capital de Suecia, Estocolmo, hay un entretenido y curioso parque conocido como Skansen. Tiene unas grandes dimensiones con diferentes zonas, por un lado, hay como una especie de zoológico, y por otra, una recreación de todo el país, donde pudimos ver todas sus regiones y en diferentes épocas históricas.

En este lugar fue nuestro primer contacto con la Suecia más alejada, la más rural y la de naturaleza más salvaje. Desde ese mismo momento, nos prometimos ir a conocer esa zona de este increíble país.

Ya que queríamos vivirlo de una forma lo más auténticamente posible, decidimos ir en invierno, porque nos comentaron que casi seis meses al año, la nieve cubre absolutamente todo y eso lo queríamos ver con nuestros ojos.

Como queríamos un lugar que mezclara todos los beneficios de una ciudad pero a la vez tener muy cerca las zonas más rurales donde descubrir la verdadera realidad y la otra cara de la capital de Suecia.

Con estos requisitos que nos marcamos decidimos ir a Skelefteå, que es el comienzo de la Laponia sueca y las condiciones climatológicas no eran tan extremas como son más al norte del país.

Nunca habíamos subido tan alto en el hemisferio norte, y ya que decidimos ir en invierno,  la primera duda era clara ¿qué ropa nos llevamos? Fue un tema que nos tenía preocupados, y al final decimos ir con ropa técnica, al igual que si fuésemos a esquiar. De este modo evitamos tener que ir con demasiadas capas de ropa y parecer cebollas con ojos.

El viaje desde España se hace largo, hay que hacer escala en Estocolmo para subir hasta el norte del país y desde allí en coche hasta destino. Como nos queríamos movernos con total libertad y conocer diferentes lugares decidimos alquilar un coche.

Hemos viajado a bastantes lugares pero tenemos que reconocer que siempre nos han llamado más los climas cálidos por lo que los países con nieve y frío no los conocíamos.

Al ir a recoger nuestro coche comenzaron las “peculiaridades”, por llamarlo de alguna manera, y nos sentíamos como Paco Martínez Soria en la gran ciudad. En este caso: Perdidos en Suecia.

Habíamos alquilado un coche de gasolina de toda la vida, y cuando llegamos y vimos que estaba conectado a la red eléctrica con un cable nos sorprendió. Creíamos que se habían equivocado, y nos habían dado un coche eléctrico. ¡Qué ecológicos estos suecos! Pero no era así… Cuando abrimos las puertas del coche descubrimos más alucinados aún, que dentro del coche había como una especie de calefactor.

En ese momento pensamos: ¡Qué detallistas estos suecos que nos tienen el coche calentito! Pero tampoco era así… Siempre dejan un calefactor dentro del coche para que esté caliente y no esté congelado cuando lo van a utilizar. Hay que tener en cuenta que en esta región pueden llegar a los menos 40 grados bajo cero.

Este calefactor no se conecta a la batería del coche porque la agotaría. Los coches están preparados con un enchufe especial que conduce la electricidad desde fuera con un cable. Importante: el cable hay que llevárselo, ya que si no os resultará imposible conectar el automóvil en otro lugar para tenerlo calentito. Este calefactor hay que conectarlo un poco antes de coger el coche, aunque en algunos sitios tienen un programador para que al entrar el coche esté perfecto.

Las carreteras por Skellefteå están bastante limpias de nieve y hielo, sobre todo las principales vías. Las más secundarias no pasan tantas veces las máquinas, y eso se nota. Las carreteras no tienen una velocidad controlada única por lo que podréis ver zonas a 110, como a 70, como a 50 en tramos de menos de 3 kilómetros en plena vía rápida.

Tened cuidado con los animalillos del bosque, sobre todo los renos y los alces. Veréis un montón de señales de peligro. En las cunetas de la carretera, para que sepáis donde se acaba, hay diferentes palos que os indican los límites. Los propios vecinos de la zona en estos palos colocan sacos de plásticos o sacos de basura para ahuyentar a los animales y para que los márgenes de las carreteras sean más visibles. En un primer momento, nos imponía mucho conducir por estas carreteras pero nos dijeron que no tendríamos problemas. Todas las ruedas de los coches son especiales y tienen clavos para que la adherencia al suelo sea perfecta.

Una mañana con el coche nos encontramos a una manada de renos en la carretera. Varios camioneros y algún que otro conductor nos avisaban con las luces para advertirnos de la presencia de estos típicos animales. No son peligrosos pero hay que ir con mil ojos cuando se conduce y no llevar una alta velocidad.

Llegamos por fin a nuestro destino. Queríamos evitar los hoteles impersonales y tan carentes de encanto de las grandes hoteleras. Elegimos alojarnos en el Lantliv Lodge, un hotel rural en un pequeño pueblo llamado Österjörn.

La elección fue perfecta ya que era una gran casa de madera decorada de una forma muy peculiar. Las comidas y los desayunos que servían eran los típicos que se comen en todo el país. Solo podemos decir que el hotel era fantástico y los dueños tremendamente amables y serviciales. Tenemos que reconocer que la elección fue perfecta.

Hoy nuestra historia llega hasta aquí porque tocó descansar. Pero en la segunda parte os contaremos todas las actividades que realizamos.

Antes de nada, dar las gracias a la Oficina de Turismo de Skellefteå y Visit Sweden España por toda la organización y las actividades que realizamos y a nuestro alojamiento Lantliv Logde por la cálida acogida.

Por cierto, ¿Conoces algún rincón de Suecia? Esperamos tu comentario!

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...