Las mejores termas en la Isla de San Miguel (Azores)

Comment

EUROPA Islas Azores PORTUGAL

El archipiélago de las Islas Azores se caracteriza por tener un clima bastante peculiar. La temperatura no suele ser extrema, en invierno no baja de los quince grados gracias a las corrientes de agua que proceden del golfo de México, y en verano los termómetros no superan los 30 grados. Tanto en invierno como en verano, hay un protagonista en estas islas: la humedad.

No es de extrañar, estamos en una isla y se encuentra totalmente rodeada de mar. Es algo lógico que se lleva con bastante naturalidad una vez te has acostumbrado, pero al principio es algo extraño si no estás habituado a estos climas.

Hay muchas actividades que se pueden hacer en la Isla de San Miguel. Una de ellas fue de las que más nos gustó y seguramente jamás olvidaremos y es la de poder disfrutar de sus aguas termales repartidas por toda la isla.

Debido al origen volcánico de este archipiélago, hay varios lugares donde surge de la tierra agua a unas temperaturas bastante elevadas. Suelen ser muy agradables para darse un baño tremendamente relajante.

Hay varios lugares donde podrás disfrutar de estas maravillas volcánicas:

El primero de ellos se encuentra en Ponta da Ferraria, en la zona más occidental de la Isla de San Miguel. Simplemente llegar allí es toda una maravilla porque descendemos por un acantilado, conduciendo una carretera sinuosa con unas vistas espectaculares.

Hay varios miradores, y os recomendamos parar en ellos porque las vistas merecen bastante la pena. Una vez que has llegado tienes un gran aparcamiento donde puedes dejar el coche sin ningún problema. Antes de abandonar el aparcamiento, no te olvides de observar el gigantesco acantilado de piedra negra por el que has descendido con el coche.

Si lo que quieres es bañarte, en este lugar tienes dos opciones bastante diferentes pero muy agradables:

  • Una de ellas es una piscina natural que se ha ido “construyendo” poco a poco con el paso del tiempo a base de piedras de la lava de origen volcánico. Hay que tener en cuenta que son aguas del Atlántico y eso en la temperatura del mar se nota y mucho. Lo bueno de este lugar es que sus aguas termales se mezclan con las del mar para dar una temperatura ideal en cualquier época del año. Si hay que decirte que hay un problema: tienes que conocer cuando es la marea baja ya que si no es bastante peligroso bañarse. En esta piscina natural hay varias cuerdas para la gente que es más atrevida se bañe sin soltarla. Se corre el peligro de que una pequeña corriente nos golpee contra las piedras volcánicas puntiagudas o que nos lleve directamente al mar. Con marea alta es preferible no meterse, no hay necesidad de que nuestra visita a las Azores se convierta en algo negativo. Si las condiciones son las buenas podrás bañarte sin ningún problema. Existe un camino desde el aparcamiento hasta la piscina. En este mismo recorrido te encontrarás varias casetas donde poder cambiarte de ropa y darte una ducha para quitaros todo el salitre de la piel.

  • Si el tiempo no acompaña, la marea está alta o simplemente queréis bañarnos de una forma más relajada, tienes la opción de disfrutar en una piscina con aguas también termales y con propiedades terapéuticas. Sería en las Termas de Ferraria, un lugar donde con tratamientos terapéuticos, un restaurante y una piscina con aguas mineromedicinales. Este lugar tiene un coste que dependerá de lo que os apetezca hacer y los servicios solicitados. Si solo quieres utilizar la piscina el coste ronda los cinco euros.

Otro de los lugares donde podrás encontrar varias termas es en la freguesía de Furnas dentro del concejo de Povoação.

Uno de los lugares más increíbles de toda la isla es el jardín Botánico Terra Nostra Garden. Con una extensión de más de doce hectáreas es un lugar único por la gran cantidad de árboles, plantas y flores de todos los tipos. Fue creado en el siglo XVIII por el cónsul estadounidense como lugar de veraneo. En la actualidad, es uno de los sitios más bonitos de la isla y está perfectamente cuidado. El coste de la entrada es de 8 euros y por este precio se puede disfrutar de una gran piscina termal y de un paseo por este gigantesco jardín.

Hay varias piscinas de diferentes tamaños, aunque la que se encuentra en el centro es la que más destaca, tanto por tener unas dimensiones bastante grandes y por el color marrón de sus aguas. Este color es debido a que es ferruginoso y de origen volcánico. Es un placer nadar en ellas y nos comentaron que las aguas son beneficiosas para la salud. Tened en cuenta el horario porque a las 8 de la tarde cierran sus puertas al público.

A unos metros está el hotel Terra Nostra uno de los más lujosos y prestigiosos de toda la Isla de San Miguel.

En Furnas también se encuentra otro de los sitios donde te puedes bañar en aguas termales. Poça da dona Beija fue la que más nos gustó. Cuenta con varias piscinas en diferentes alturas. En cada una de ellas la temperatura es diferente y podemos encontrar desde 28 grados hasta los 39 grados. La entrada cuesta entorno a los 4 euros y luego hay que comprar aparte el alquiler de la taquilla, de la toalla y el de una ficha para poderse duchar con agua caliente.

Sin duda alguna te recomendamos que vayas cuando esté anocheciendo. Es todo un placer estar bañándose en la piscina y poder disfrutar de las estrellas. Abre a las 7 de la mañana hasta las 11 de la noche.

Y por último fuimos a disfrutar de Caldeira Velha un lugar único dentro de la reserva natural Lagoa do Fogo.

En este lugar puedes disfrutar de la naturaleza en su estado más puro y más salvaje. Es un recinto bastante grande y el coste de la entrada no llega a los tres euros. Aquí encontrarás una gran diversidad de naturaleza, varias piscinas y cascadas de aguas termales. Todo esto logró que nuestra visita fuera perfecta.

En la parte superior del recinto, se encuentra una piscina con una temperatura media y una cascada. Es preferible entrar en esta terma primero para luego acabar en otra con una temperatura más cálida.

Las instalaciones son buenas y cuenta con servicios y duchas pero creemos que son pocas para la afluencia de gente que hay en todo este recinto. Si optas por no bañarte, tendrás que abonar la entrada igual pero es un buen lugar para pasear y descubrir la exuberante naturaleza que hay por toda la isla.

Estos lugares se han hecho muy famosos para los turistas, por lo que te recomendamos ir en las últimas horas del día donde los turistas ya están cenando o durmiendo. La única gente que encontrarás en este momento son los vecinos de la propia isla, que van a disfrutar del relax que le producen las termas y que han hecho durante muchas generaciones. Ten en cuenta, que estos lugares siempre han sido un lugar de disfrute para los habitantes de la isla, y ahora lo quieren compartir con todo el mundo que les visita. Al ser lugares muy reducidos hay que cuidarlos y respetarlos.

Y antes de finalizar el artículo, agradecemos la visita a la Oficina de Turismo de las Islas Azores, a Azores Holidays y Keep Walking Azores por llevarnos a algunos de estos rincones y a TAP Portugal por hacer que las Islas Azores estuviesen más cerca.

¿Conoces algún rincón más que no hayamos mencionado?, o ¿cuál te gustó más? Esperamos tu comentario.

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...