Treixas: Hotel Rural y Spa en el corazón de Sanabria

Comment

CASTILLA Y LEÓN ESPAÑA ZAMORA

Uno de los mejores hoteles en los que hemos estado en todos nuestros viajes se llama Las Treixas. Es un lugar único y exclusivo situado en la comarca de Sanabria, al oeste de la provincia de Zamora, en Castilla y León.

Este hotel de lujo se encuentra en la villa de Puebla de Sanabria, siendo esta la capital de la comarca de Sanabria. Es una zona de paso para llegar a la vecina Galicia, pero también es una comarca llena de encantos propios que hay que conocer de primera mano. Turistas y peregrinos recorren estas tierras para conocer y disfrutar de su gastronomía y de su espléndida naturaleza. Está muy cerca de otra importante comarca de Zamora: la Carballeda.

Muy cerca del hotel tenemos el parque natural del lago de Sanabria, toda una joya natural que la podremos contemplar de una forma muy especial montándonos en un barco de lo más ecológico y didáctico. El recorrido por el lago será de lo más entretenido y curioso.

Otro lugar de interés sería el Centro del Lobo Ibérico situado en el término de Robledo, toda una experiencia para disfrutar de este animal tan temido como admirado.

La gastronomía de la zona es espectacular gracias a la buena materia prima y su alta variedad de productos. Nosotros recomendamos comer los productos de la temporada. En otoño las reinas, sin discusión, serían sus exquisitas setas, que encontraremos por todos sus montes, en invierno sus legumbres y diferentes caldos nos calentarán el espíritu, en primavera podremos probar sus carnes de Aliste o sus garbanzos de Fuentesauco y en verano nos deleitaremos con todo tipo de verduras de los cientos de huertos que hay en toda la zona.

El hotel se construyó gracias a la perseverancia de una vecina de Puebla de Sanabria que quiso apostar por su tierra creando un lugar donde dar la bienvenida a todos los turistas que vinieran a disfrutar de estas tierras.

La construcción de este hotel fue gracias a la voluntad y la constancia de la Doctora Vicario, vecina de la Villa de Puebla de Sanabria. Su idea romántica y valiente de apostar por la tierra que la vio nacer, hacen de este lugar un sitio con alma. Reformó un antiguo convento cisterciense del siglo XIV con la ayuda del decorador Jorge Goval. Durante tres años se realizó una obra inmensa de rehabilitación y construcción. Todos los detalles son de un lujo exquisito y hacen de este hotel un lugar especial para todo el que lo visita y disfruta de sus estancias. No nos extraña en absoluto que este hotel tenga el título de Lugar divino 2015 como expresión de su excelencia.

Además de poder pasar varias noches dentro de este antiguo convento, también tenemos la opción de un restaurante donde poder comer, cenar y desayunar. También tiene una elegante cafetería donde poder tomar un vino de Toro con un buen aperitivo.

Para ser un hotel singular además podemos disfrutar de un magnífico spa, con un circuito saludable con sauna, duchas con colorterapia y diferentes tipos de masajes. Tendréis una gran cantidad de tratamientos de salud. Nosotros probamos el spa y los masajes relajantes, lo recomendamos. Toda una experiencia singular para tratar nuestra salud y sentirse relajado y revitalizado cuando lo probamos.

Gracias a todo esto, el hotel está calificado con cuatro estrellas verdes, siendo un hotel-boutique de una gran elegancia y sofisticación. Esta clasificación del hotel es debido a que está situado en el casco histórico de la Villa de Puebla de Sanabria muy cerca del Castillo del siglo XV.

Cuando hagamos la reserva del hotel podremos optar por ocho diferentes Junior suites. No hay ninguna habitación igual y cada una tiene una decoración especial y singular. En todo el hotel solo pueden alojarse 18 personas, por lo que la tranquilidad está totalmente asegurada.

Cada habitación tiene un nombre que nos evoca a la naturaleza, como la habitación del tejo, la del nogal o la del roble.

Otras suites hacen referencia a las diferentes estaciones del año, como la del otoño, el verano o la primavera. Para nosotros la habitación con más encanto de todas fue la del invierno, ya que su decoración en colores blancos nos cautivó desde que la vimos.

Las treixas son los frutos que producen los tejos en otoño. Su sabor dulce y penetrante fue el mismo sabor que nos dejó el poder disfrutar de este magnífico hotel rodeados de tradición y cultura.

Si queréis disfrutar de este magnífico hotel como lo hicimos nosotros podéis reservarlo aquí. Os recomendamos hacerlo con antelación y optar a precios más reducidos y ofertas de diferentes paquetes promocionales, con estancias y diferentes actividades en su circuito de salud.

Prometemos volver a este exquisito hotel la próxima vez que visitemos Zamora y nos queramos perder por tierras de Sanabria.

Y a tí ¿te ha gustado? o ¿Ya te has alojado en él? Déjanos tu comentario con tu experiencia.

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...