Paseo del Filosofo (Primera parte)

Comment

ASIA JAPÓN KYOTO

Hoy vamos a recorrer el conocido paseo del filósofo. Un recorrido muy importante entre los japoneses. Se llamó así por Nishida Kitaro, un famoso y querido profesor de filosofía de la universidad de Kyoto. Este maestro recorría prácticamente este trayecto para mantenerse saludable y vital.

Es un recorrido de varios kilómetros muy cerca de un canal que se encuentra repleto de tiendas, bares, restaurantes y comercios con bastante artesanía de la zona.

filosofo 1

La mejor época para realizar este paseo es en primavera. En esta fecha los arces han florido todas sus hojas y los cerezos están en plena floración. Nosotros fuimos en febrero y os aseguramos que es precioso aunque los arboles estén pelados y sin una hoja.

filosofo 2

El primer templo que vamos a visitar es:

Ginkaku-ji o templo plateado

Es un templo budista situado en una de las laderas orientales del monte de Kyoto. Shogun Ashikaga Yoshimasa mandó construir en 1474 un templo para su retiro. Quiso que fuera como el templo dorado que había construido su abuelo pero en plateado. En el último momento le faltó el dinero para su construcción debido a las diferentes guerras que asolaban el país. Al final no pudieron forrarlo con láminas de plata pero aun así quedó un bello edificio.

filosofo 3

Una de las cosas más originales del recinto de este templo es su jardín seco de grandes dimensiones. Por su gran cantidad de arena y grava se conoce como “mar de arena plateada”.

filosofo 4

A nosotros nos parece mucho más interesante que el famoso jardín de piedra del templo de Ryoanji, ya que nos resultó excesivamente simple y minimalista.

filosofo 5

Una de las construcciones más fotografiadas y originales de este templo está construida por grava blanca. Nos recordaba un volcán a punto de erupción, pero se le llama coloquialmente: “plataforma para la observación de  la luna”. A nosotros nos fascinó su simplicidad.

filosofo 6

El hall principal del templo tiene en su entrada una alfombra realizada de grava y arena. Es una pena que estuviese cerrado; aunque desde fuera pudimos disfrutar de alguna que otra pintura que se veía.

filosofo 7

Todo el recinto se encuentra lleno de Torii. Pero no de color rojo y madera como estamos acostumbrados, si no grises y de piedra.

filosofo 8

Hay muchos altares muy pequeños por todo el recinto. Son muy curiosos ya que son pequeñas representaciones, casi idénticos, de altares mucho más grandes.

filosofo 9

Los alrededores de este templo son impresionantes. Sus jardines, sus lagunas y sus pequeños puentes sobre estrechos riachuelos son como de cuento de hadas gracias a que están perfectamente cuidados. Una de las cosas que más nos sorprendió fue la fusión entre el templo y la naturaleza. Nos dimos cuenta que las barandillas están realizadas, prácticamente en su totalidad, de bambú.

filosofo 10

En estas instalaciones, el edificio principal tiene de dos alturas con estilos diferentes y  conocido como Kannoden. Ha tenido una gran suerte porque ha sobrevivido a varios terremotos y algún que otro incendio. No podremos entrar dentro, al igual que el templo dorado, aunque desde fuera podremos disfrutar de toda su belleza.

Si subimos hasta la parte más alta del recinto, tendremos unas vistas espectaculares de la ciudad de Kyoto. Hay una altura considerable pero merece la pena caminar hasta arriba para sacar unas buenas fotografías.

filosofo 11

Su horario es de 8:30h de la mañana a las 17:00h. En los meses de diciembre a febrero abren un poco más tarde a las 9:00h de la mañana y cierran a las 16:30h. Está abierto todos los días del año y su parada de autobús es Ginkakuki-michi. Tendremos que coger el bus 5, 17 o 100 desde la estación de autobuses de Kyoto, delante de la de trenes. Más o menos tardaremos entre media hora a cuarenta minutos en llegar a nuestro destino.

Continuamos nuestro camino por el paseo del filósofo. Es una experiencia única ya que nos encontramos un montón de cosas interesantes como por ejemplo una familia de osos descansado en el borde del canal.

filosofo 12

Continuamos nuestro paseo del filósofo hasta el templo Eikando Zenrin-ji, aunque dicen que el querido profesor continuaba su paseo hasta Nanzenji.

filosofo 13

Nosotros nos desviamos un poco del recorrido y nos topamos con un curioso cementerio que nada tiene que ver con los occidentales que conocemos.

filosofo 14

Como en todo Japón, nos encontramos con la salvación hecha máquina expendedora. Teníamos un frío bastante considerable y el chocolate caliente nos dios la vida para seguir caminando por estos dos kilómetros de recorrido filosofal.

filosofo 15

Hay objetos y lugares que más vale verlos que explicarlos, aunque realmente jamás supimos que era esto que se encontraba suspendido en el aire.

filosofo 16

Durante el recorrido encontraréis un gran número de puentes. Os permitirán ir de un lugar a otro del canal. La mayoría de los puentes son muy curiosos y nos encantaba cruzarlos de lado a lado para poder observar cada lado del canal.

filosofo 17

Pero hoy llegamos hasta este rincón del paseo del filósofo. En breve os seguiremos contando esta ruta que hicimos para que no perdáis detalle.

¿Os ha gustado?, ¿Has hecho esta ruta? No lo dudes y déjanos tu comentario.

Escrito por KrrteAndo

Opt In Image
Si te gustó este artículo,
suscríbete para no perderte nada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro boletín y conoce nuestras novedades, ofertas...